¿Que es un RCP?

Un RCP es un procedimiento de emergencia que puede salvar vidas. Se realiza cuando alguien ha dejado de respirar o el corazón ha parado de latir, normalmente por un paro cardiaco, una descarga eléctrica o un ahogamiento.

El tiempo es muy importante cuando una persona se encuentra inconsciente y sin respiración, pues en tan solo 4 minutos sin oxígeno aparecerá daño cerebral,conllevando la muerte de 4 a 6 minutos después de que una persona se haya quedado sin respiración.

¿Cómo realizar los primeros auxilios?

  1. Compruebe si hay respuesta de la persona, si se mueve, respira o hace algún ruido. Si no obtiene respuesta llame al 112 inmediatamente para que acudan los servicios de emergencia o dígale a alguien que lo haga.
  2. Mientras llegan los servicios de emergencia coloque a la persona boca arriba con mucho cuidado
  3. Realice compresiones torácicas colocando una mano sobre el esternón, entre los pezones, y la otra mano sobre la primera, ubicando el cuerpo también sobre nuestras manos. Aplique 30 compresiones (Cuéntelas) rápidas y fuertes presionando 5 cm dentro del pecho.
  4. Abra la vía respiratoria. Levantando la barbilla incline la cabeza hacia atrás empujando la frente al mismo tiempo hacia abajo.
  5. Compruebe si existe respiración poniendo el oído cerca de la nariz y la boca y visualizando si existe movimiento en el pecho.
  6. Si no respira hágale el boca a boca cubriendo su boca con la boca de la persona afectada, tapándole la nariz y con la cabeza inclinada. Dé 2 respiraciones boca a boca de un segundo cada una y haciendo que el pecho se levante.
  7. Repita el mismo procedimiento hasta que la persona se recupere o lleguen los servicios médicos.

6 consejos para disfrutar de la piscina con seguridad

                                             

La llegada de la calor trae consigo la vuelta a las piscinas para refrescarnos, pasarlo bien y hacer que las altas temperaturas sean más llevaderas para nuestro cuerpo.

Pero no podemos pasar por alto que debemos divertirnos y refrescarnos de una manera segura. El pasado año se registraron en España 440 muertes por ahogamiento, una cifra bastante alta sabiendo que son muertes totalmente evitables llevando a cabo una serie de medidas de seguridad.

En Atenea Prevención os traemos 6 consejos para disfrutar de un baño en la piscina más seguro.

  1. Aprende a nadar

Parece simple pero el mejor método para no ahogarse es saber nadar, además la natación es un deporte con numerosos beneficios para nuestra salud, por lo que es recomendable su práctica.

  1. Cuidado con los niños

Hay que tener especial cuidado con los niños pues como bien hemos dicho que saber nadar es el mejor método para evitar ahogamientos, los niños pequeños no saben hacerlo o están aprendiendo.

Recuerda que según los expertos un menos puede ahogarse en menos de 3 minutos.

Los padres son los responsables directos de los mismos, por lo que deben evitar que se bañen solos y además obligarlos a usar flotadores. Además hay que prevenir que beban agua de la piscina ya que pueden contraer parásitos o alguna infección.

  1. Evita maniobras arriesgadas

Hay que evitar maniobras que puedan ponernos en peligro como correr por el borde la piscina o hacer saltos en lugares con poca profundidad que puedan dejarnos inconscientes por golpes en la cabeza. 

  1. Mantente alejado del filtro

Algunos filtros defectuosos, sobre todo en piscinas públicas, han provocado ahogamientos en las mismas. Así que mantente alejado de los ductos del filtro, siempre es mejor prevenir.

  1. Respeta la digestión

No te metas en la piscina inmediatamente después de comer o después de haber tomado el sol durante un tiempo prolongado. Espera un poco y cuando te metas no lo hagas de forma brusca.

  1. Conoce primeros auxilios

Practicar primeros auxilios a alguien con síntomas de ahogamiento puede ayudar a salvarle la vida.

Ventajas e inconvenientes del teletrabajo

El teletrabajo es cada vez más frecuente en muchas empresas y en este momento de emergencia sanitaria se ha convertido en una forma de trabajar necesaria e indispensable en muchos ámbitos laborales. 

Son muchas las empresas que vienen fomentando esta práctica entre sus trabajadores, gracias a las nuevas tecnologías disponibles, aunque la larga tradición en España de la presencialidad hace que genere aún muchos más prejuicios.

Desde Atenea Prevención vamos a analizar algunas de las ventajas e inconvenientes que esta modalidad de trabajo presenta para las empresas.

Ventajas del teletrabajo

  • Mayor conciliación, flexibilidad y ahorro de tiempo para el trabajador

Cada español invierte de media 57 minutos en ir y volver al trabajo, tiempo que se aumenta significativamente en las grandes ciudades. Trabajando desde casa evitamos los desplazamientos, pudiendo invertir ese tiempo en otras tareas como formación o conciliación familiar y ayudando a que el empleado se sienta menos agotado.

  • Ahorro de dinero

Una de las mayores ventajas del teletrabajo es el ahorro de dinero, tanto para el empleado como para la empresa. A corto y largo plazo, el trabajador se ahorrará el dinero que antes invertía en gasolina o transporte público.  Además, la empresa puede ahorrar costes disponiendo de unas oficinas más reducidas y mejor optimizadas.

  • Aumento de la productividad

El rendimiento del empleado, siempre que ponga de su parte, puede aumentar considerablemente gracias a la conciliación y flexibilidad de la que antes no disponía.

  • Reducción de la contaminación

Si las empresas extendiesen el teletrabajo a la mayoría de sus empleados la movilidad se vería reducida, contribuyendo a la reducción de la contaminación. Un beneficio social cada vez más tenido en cuenta por las empresas.

  • Reducción del absentismo laboral y de conflictos en la empresa

Trabajar desde casa reduce enormemente el absentismo laboral, viéndose reflejado también en la reducción del número de accidentes y bajas. El pasar también menos horas en la oficina ayuda a que los conflictos en la empresa se reduzcan en gran medida.

  • Disminución estrés laboral

Esta modalidad de trabajo ayuda a reducir en gran medida el agobio de los trabajadores.

Desventajas del teletrabajo

  • Desvinculación emocional con la empresa

A medio o largo plazo el trabajador puede perder la vinculación con la empresa debido al hecho de no reunirse con los compañeros o de no compartir un espacio común, perdiendo el ambiente laboral. Esa pérdida del ambiente laboral puede llevar también a un aislamiento del trabajador puesto que el contacto humano sigue siendo primordial.

  • Dificultad para el trabajo en equipo

Muchos trabajos requieren de reuniones entre sus trabajadores, y aunque esto se puede desarrollar de forma virtual, los resultados no son los mismos 

  • Descenso de la productividad y dificultad de controlar a los empleados

Muchos trabajadores no son capaces de concentrarse o generar un ambiente adecuado de trabajo en su casa, afectando al rendimiento del empleado. Además este rendimiento no puede ser controlado directamente al encontrarse en su domicilio.

  • Cambio en la cultura y organización de la empresa

La empresa deberá adaptarse a estos cambios puesto que la organización y gestión de la misma se vería afectada. También le supondrá algunos costes, tanto para la formación de sus trabajadores como para los equipos. 

  • Riesgos informáticos

Los ciberataques continúan siendo uno de los grandes riesgos a los que se enfrentan las empresas, y la información puede verse comprometida si las gestiones se realizan fuera de la empresa, poniendo en riesgo la confidencialidad de la compañía.

¿Que es lo recomendable?

No todas las empresas pueden adoptar técnicamente esta modalidad de trabajo de forma totalmente remota, optando la mayoría de ellas por su realización de forma puntual.

Lo más recomendable es optar por las dos opciones, donde el teletrabajo se realice un determinado número de días a la semana para que el trabajador no pierda el vínculo con la empresa ni sus compañeros y para que la compañía pueda realizar un seguimiento de forma directa del trabajador.

Cómo descongelar un alimento de forma segura

                                  

La congelación de alimentos es una práctica habitual tanto en nuestras casas como en la hostelería y lo que pocos sabemos es que este proceso conlleva un riesgo que puede desembocar en una intoxicación alimentaria.

¿Cuál es la forma más segura de descongelar un alimento?

La mayoría de las personas suelen utilizar agua caliente para descongelar un alimento u optan dejarlo sobre la encimera a temperatura ambiente. Estos procesos de descongelación dan lugar a la proliferación de bacterias, como el patógeno E.coli, que se dispara cuando descongelamos a temperatura ambiente, corriendo el riesgo de que no se elimine después durante el cocinado.

El proceso ideal una vez sacado el producto del congelador es taparlo con un film y guardarlo en la nevera para evitar en la medida de lo posible la aparición de bacterias.

Duración de los alimentos en el congelador

No todos los alimentos duran lo mismo en el congelador por lo que es recomendable cuando los congelamos indicar la fecha de congelación en la bolsa. A partir de esa fecha las carnes y las hortalizas pueden durar hasta 12 meses, la fruta 10 meses, el pescado 6 meses y el pan 3 meses.

 

Estas estrategias sugeridas por el Ministerio de Sanidad te pueden ayudar a centrar tu energía en lo que tú puedes hacer.

 

1 RECONOCE TUS EMOCIONES

  • Identifica tus emociones e intenta no alimentarlas ni dejarte llevar por ellas.
  • Compartirlas con personas cercanas te puede aliviar.
  • La respiración y la relajación facilitará que dirijas tu atención a lo esencial.

 

2 ENFOCA TU ENERGÍA Y GENERA UNA RUTINA

Presta atención a lo que SÍ puedes hacer:

  • Cumplir con las medidas del estado de alarma.
  • Elaborar un horario con l oque quieras hacer cada día y tratar de mantenerlo

 

3 CÉNTRATE EN LO QUE PUEDES HACER

  • Intenta añadir a la rutina momentos de ocio y fomenta tu creatividad.
  • Ayuda a los que te rodean y lo necesitan.
  • Céntrate en objetivos que puedas cumplir y persevera.

 

4 CUÍDATE

  • Mantén tus rutinas de higiene, alimentación y sueño.
  • Intenta añadir momentos de actividad física.

 

5 DESCONECTA

  • Evita la sobreexpocisión a la información sobre el coronavirus.
  • Procura hablar de otros temas y trata de hacer cosas que te gusten y que te sirvan para cumplir tus objetivos.

 

6 MANTÉN EL CONTACTO SOCIAL

  • Con amigos y familiares a través del teléfono y videollamadas.
  • Cuida de ti cuidando de otros.

Usuarios